Cuidados con tu chequera y tus cheques

Los cheques son dinero en efectivo. Tu dinero. Es importantísimo tener cuidado con tu chequera, tanto en su uso como en su estado y manejo.

El manejo de tu chequera requiere que pongas atención a los saldos y montos. Debes ser preciso, no suponer. Preciso en el monto de cada cheque que has girado y en los saldos que eso va reflejando. No te confíes al saldo que te den por internet o por línea telefónica, porque puede haber cheques que hayas girado y aun no se hayan cobrado.

Con cada cheque que giras debes anotar claramente y de manera precisa el monto de ese cheque, y reflejarlo en el saldo. Además de los otros datos como la fecha y a nombre de quien es girado el cheque.

No traigas contigo tu chequera. Es muy (verdaderamente muy) difícil que tengas algún asunto que requiera que traigas contigo tu chequera. Mejor en tu casa u oficina gira el cheque o los cheques que requieras y de inmediato vuelve a guardarla, si es bajo llave mejor.

Siempre ten muy claro y con completa certeza donde se encuentra tu chequera. No creas donde está. No supongas. Ten completa certeza y seguridad de su lugar y su estado. Si no la usas con frecuencia ocasionalmente revisa que está en su lugar y que se mantiene en orden.

Siempre asegúrate que vayan en orden y sucesivamente los cheques girados. Si falta alguno pero tienes el talón puede ser fácil que te des cuenta, pero si alguien te roba un cheque es posible que lo arranque con todo y talón para hacer más difícil que notes su ausencia.

Si te falta algún cheque repórtalo INMEDIATAMENTE ante tu institución y cancélalo o aplica cualquier otro mecanismo que pueda haber a tu disposición para evitar que sea cobrado, si es que aún no lo ha sido.

Procura no girar cheques al portador.

Nunca dejes cheques firmados pero sin los datos, mucho menos las cantidades en blanco.

Procura siempre añadir la leyenda "Para abono en cuenta del beneficiario" y/o "No negociable". Son raros los casos que podrían justificar que no agregues estas dos leyendas o al menos una de ellas.

Si cancelas un cheque escribe claramente y en letras que abarquen lo más posible del mismo cheque la leyenda "CANCELADO", cruza tu firma y tacha sin llegar a cubrir la cantidad. No lo destruyas.

Cuidados con tu chequera y tus chequesCuando recibas talonarios de cheques nuevos procura asistir a la sucursal con suficiente tiempo y disposición para que los revises detalladamente. Deben estar TODOS y cada uno, es decir, si recibes 100 cheques, debes estar seguro de recibir los 100 cheques. Tienes que contarlos y revisar que las numeraciones sean correctas y sin saltos.

Los talonarios debes recibirlos perfectamente cerrados. Por ningún motivo y de ninguna forma debe estar alterada su envoltura.

Ninguno de los cheques que recibas debe tener ninguna forma de alteración, daño, tachadura, marca, nada. Deben ser perfectamente idénticos uno de otro, con la salvedad de las numeraciones.

Si no estás seguro de que todos tus cheques nuevos están perfectos, no estás obligado a recibir la chequera ni a firmar nada. Devuelve el paquete completo y repórtalo a la gente de la sucursal y ante cualquier otro mecanismo que marque tu institución.