Cuidados con los Estados de Cuenta Bancarios

A menos que tú indiques lo contrario los bancos están obligados a hacerte llegar mensualmente un estado de cuenta con la información de la o las cuentas que manejes con ellos. En estos estados de cuenta se listan todos los movimientos que se realizaron en la cuenta a la que corresponden, ya sea de crédito (tarjeta, hipotecario, automotriz, etc) o de nómina, o de ahorro, o de cualquier tipo.

En el estado de cuenta el banco está obligado a incluir toda la información de tu cuenta, por lo que es necesario tener mucho cuidado con él.

Empezando precisamente por siempre recibirlos. Si no te llega alguno, o de plano no están llegando, de inmediato repórtalo y solicita en tu sucursal que te lo impriman o por internet reimprímelo. Siempre debes estar seguro y claro de todos los movimientos que se realizan en tus cuentas y si te falta alguno podrías estar perdiendo la huella de algo.

No los tires a la basura tal como los recibes. Cuando el estado de cuenta te llega revisa detalladamente todos tus movimientos. Si viene alguno que no reconoces comunícate a tu institución y pide que te lo aclaren. Pero ojo, a veces simplemente es que no se tiene muy claro de qué o como es que se generó, pero no significa que no lo hayas hecho.

Los estados de cuenta deben llegarte en sobres perfectamente cerrados donde si acaso solo tu nombre y dirección deben ser visibles. Si el sobre está roto o alterado solicita una copia a tu institución.

Cuando ya lo revisaste y todo está claro no los tires a la basura. Lo ideal, lo recomendable, es que los guardes por al menos un año.

Pasado ese año, y ya estás seguro que no los requieres, lo recomendable es destruirlos, teniendo especial cuidado con la parte donde están tus datos personales.