Consejos de Seguridad al usar Cajeros Automáticos

Cuando estas frente a un cajero automático es como si estuvieras frente a todo tu dinero junto, o frente a toda tu línea de crédito disponible, vale la pena tener mucho cuidado.

De inicio, elige con cuidado cual cajero usar. No uses cajeros solitarios. No uses cajeros sin iluminación. No uses cajeros en barrios que de antemano se sabe que son peligrosos.

De preferencia usa cajeros dentro de centros comerciales bien iluminados, con vigilancia cercana, en el día, y ve acompañado sin que tu acompañante entre contigo al cajero.

No vayas al cajero en la noche. Dice el dicho "Si no quieres ver sustos.......".

Aquí se vale sospechar de todo y de todos. Y es por eso que debes estar seguro que no haya nadie ajeno o sospechoso dentro del cajero. Nadie debe estar dentro del cajero sin nada que hacer.

Ten cuidado de no recibir ayuda de NADIE. Absolutamente NADIE debe ayudarte a usar el cajero de ninguna forma.

Ten cuidado de no recibir consejos de NADIE. Absolutamente NADIE tiene necesidad de darte consejos de ningún tipo. Nada de "es que creo que están fallando, pero yo sé cómo hacerle" ó "tuve un problema, pero le puedo ayudar". Nada.

Si tú en verdad tienes algún problema usando el cajero asegúrate de terminar de usarlo, cancela la operación, toma tu tarjeta, y de inmediato repórtalo a tu institución. De inmediato.

Si el cajero se ve en mal estado, no lo uses. Hay cajeros que se ve como que no están bien metidos en su cajón. O como si las láminas de las ranuras donde metes la tarjeta y/o sale el dinero están flojas o mal puestas. Cuidado, pueden tener trampas o demás cosas extrañas.

Si tu tarjeta se atora (se la traga) el cajero, repórtala INMEDIATAMENTE, y si es posible, no te apartes del cajero hasta que termines tu reporte.

Si el cajero manda la operación pero no te da el dinero, repórtalo INMEDIATAMENTE, y si es posible no te apartes del cajero hasta que termines tu reporte. A veces pensamos "es que tengo prisa" o "es que es muy tardado" o "es que no puedo perder el tiempo con eso", pero ¿qué puede ser tan urgente o requerir tanto tu atención, como para que expongas tu dinero y tus cuentas?

Si el cajero te da incompleto tu dinero, repórtalo INMEDIATAMENTE.

Procura sacar solo el dinero necesario. Y el dinero que saques NO lo cuentes de manera ostentosa o visible. Cuenta de manera discreta y de preferencia rápidamente.

Cuando estés operando el cajero procura cubrir la mano con la que estas tecleando con la mano que te queda libre y abarcar la pantalla con tu cuerpo.

Siempre asegúrate de terminar tu operación. A veces la gente se retira cuando el cajero aún espera alguna respuesta, lo que significa que ante el cajero (y ante el banco por consecuencia) sigues siendo tu quien está operando y siguen estando disponibles tu dinero y/o tu crédito.

Cuando te retires del cajero asegúrate de llevar contigo tu tarjeta. Sí, es algo que pasa con mucha más frecuencia de lo que te imaginas eso de irse dejando ahí la tarjeta.